El little black dress que no puede faltar en tu armario, ahora más especial que nunca. Este vestido corto sin mangas es perfecto para salir o para tus celebraciones más especiales. Las lentejuelas en la parte frontal te harán brillar con luz propia. Combina el diseño Carrie con unas sandalias de tacón y un recogido para que los detalles del cuello sean los auténticos protagonistas.

Composición: 95% Poliéster, 5% Elastán