Tan solo dura unos minutos, pero la mayoría desconoce todo el trabajo que hay detrás de un desfile de moda. En esta ocasión, Boutique Lluna participó en la segunda edición de la Feria de Eventos de Altea, celebrada el pasado mes de noviembre.

‘El otro lado’ del desfile se conoce como backstage y es el momento en el que se preparan las modelos, gestionamos las salidas a la pasarela, matizamos el maquillaje final y ultimamos los detalles de los estilismos. Es muy importante que haya organización porque entre bambalinas todo debe cuadrar a la perfección para que las modelos estén perfectas sobre la pasarela. 

Se pasan muchos nervios, pero cuando llega el momento de salir a desfilar, las emociones quedan atrás. Otro aspecto que es muy importante en los desfiles de moda es el tiempo. Las modelos saben en todo momento los segundos que deben estar sobre la pasarela para que el desfile sea fluido y dinámico. 

Resulta emocionante el momento de idas y venidas donde se puede ver por primera vez los nuevos looks disponibles en Boutique Lluna. El vestuario tiene un orden de salida y desde dentro se puede escuchar cuáles son los looks favoritos del público. Este es uno de los momentos más ilusionantes a la hora de organizar un desfile. 

También es importante recalcar que las modelos parecen muy tranquilas y seguras de sí mismas cuando lucen sus looks sobre la pasarela. Sin embargo, en cuanto vuelven al backstage ellas se tienen que cambiar rápidamente -tan solo tienen unos pocos segundos- y ponerse su próximo look para salir tan ideal y tranquila como al principio. 

Os dejamos con una selección de imágenes que Nelly del Arbo ilustra muy bien cómo se vive desde dentro un desfile, en este caso, la presentación de la colección de Otoño/Invierno 2018 de Lluna, organizado con mucha ilusión y cariño.